Saray B. S., de 49 años, fue el pasado domingo por la mañana a tomar café a un céntrico bar de Sevilla, cercano a las setas de la Plaza de la Encarnación. Según consta en la denuncia policial, en este establecimiento fue increpada y agredida. Los hechos ocurrieron sobre las 9.30 horas cuando dos individuos empezaron a reírse de ella y la insultaron reiteradamente con frases como “maricón y travesti”. Además, la amenazaron diciéndole uno de ellos: “te cojo y te mato. Te voy a pegar”. Otras imágenes 2 Fotos Tras pedirles Saray B. S. que no le faltaran el respeto y advertirles que iba a llamar a la Policía si continuaban los insultos, finalmente, el agresor la llamó “chivato”. Y le dijo que “la conocía” y sabía dónde paraba. Seguidamente, dicho varón arremetió contra ella que se ocultó tras la barra buscando la protección del camarero. El agresor le rompió un vaso de cristal en a cabeza, produciéndole heridas. Saray B. S. tuvo que ser atendida en el hospital Macarena de Sevilla. Según consta en el informe médico sufrió “tres heridas incisocontusas en la región craneal, una de ellas con seis agrafes”. “Duermo en un cajero. Tengo miedo. Así no se puede ir por la vida”, dice la víctima que tuvo que ser atendida en el hospital Virgen Macarena de Sevilla”Duermo en un cajero. Tengo miedo. Así no se puede ir por la vida. Aunque duerma en la calle quiero mis derechos”, dice la víctima. Saray B. S. que ya ha prestado declaración en los juzgados. “Somos personas, No extraterrestres. Solo pido que se me respete”, cuenta la víctima a 20minutos, quien añade que se siente “rechazada por la sociedad a la hora de buscar trabajo. Y, ahora, me han agredido. Pido que me ayuden. Me siento una mujer y voy a luchar”. Condena de los hechos Saray B. S. ha visitado a la Asociación de Transexuales de Andalucía- Sylvia Rivera para denunciar su caso. El colectivo condena “contundentemente” los hechos acaecidos el pasado domingo. Y ha dado traslado a la fiscal Flor Torres sobre este delito por identidad sexual en Andalucía. “Estos hechos evidencian la necesidad de una ley contra la LGTBfobia en Andalucía que garantice la igualdad real y contemple sanciones para este tipo de delitos”, dice Mar Cambrollé, presidenta de ATA-Sylvia Rivera.

20 minutos