COMUNICADO

Observatorio contra la LGBTfobia” apoya a los “curas del Acogimiento” frente al “Eje del Odio” de la Iglesia Católica

Por segunda vez este mes, el Observatorio es de nuevo objeto de una nueva campaña de desprestigio y coacciones por parte de Hazteoir y sus fanáticos

MADRID, a 25 de Agosto de 2016.-

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (STOPLGBTFOBIA) quiere mostrar su apoyo más sincero y efusivo a los curas y sacerdotes del acogimiento de las personas LGBT, frente al “Eje del Odio” conformado por parte de la Jerarquía de la Iglesia Católica y sus ‘hooligans’ de ciertos medios ultracatólicos y ultraconservadores.

Estos días es noticia José García, el párroco de la Iglesia de San Bartolomé en Onda (Castellón), que siguiendo la línea del acogimiento de las personas LGBT preconizada por el Papa Francisco, realizó una Ceremonia de Bendención del Amor y de Acción de Gracias a una pareja de lesbianas, recientemente casadas por lo civil. La reacción del “Eje del Odio” no se ha hecho esperar, y el obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López, jaleado por los medios afines al odio, ha abierto’ ipso facto’ un expediente disciplinario al valiente sacerdote, “por contradecir gravemente la doctrina de la Iglesia” y “avalar” con su bendición las uniones homosexuales que la Iglesia desaprueba. Se atreve incluso a a afirmar que ha aplicado de forma incorrecta “el mandato de la misericordia, así como el de la acogida y el acompañamiento pastoral”.

El obispo Casimiro López Llorente, forma parte importante del “Eje del Odio” dentro de la Iglesia Católica en España, y tiene un largo historial de declaraciones contra las personas LGBT y sus familias. En 2013 declaró que el matrimonio homosexual fomenta un clima violento en la familia y provoca el aumento de hijos «con graves perturbaciones de su personalidad», además de provocar la destrucción del matrimonio tradicional y la verdadera familia, todo ello debido a una sociedad “enferma”. También fue uno de los primeros jerarcas en apoyar al cardenal Cañizares frente al cartel satírico de dos vírgenes besándose, fomentando un acto de “desagravio”. No es por nada que nuestro Observatorio lo incluyó en la lista de los 14 jerarcas de la Iglesia Católica en España que más obstáculos pone a adaptar la Iglesia a los nuevos tiempos y a la sociedad actual, y en atacar la inclusión y la diversidad en el seno de la Iglesia.

Resulta humillante e insultante, que un mero acto de bendición del amor entre dos personas, puesto que no se trata de de oficiar un matrimonio canónico, constituya tal afrenta en estos ‘Obispos del Odio’ que tengan que proceder a expedientar a estos valientes hombres de fé y verdaderos seguidores del Evangelio. Si hasta es bendecida cualquier cosa por parte de la Iglesia, como una casa, un negocio, un coche, o hasta animales de compañía el Día de San Antón. Para estos odiadores profesionales no sólo somos personas de segunda categoría, sino que tampoco podemos compararnos a animales como hacían los nazis”, ha declarado Paco Ramírez, director del Observtorio.

Corrupción moral, hedor inquisitorial y asco por la falta de caridad cristiana son los sentimientos que me producen estas actuaciones de los ‘Obispos del Odio’, que se escudan en una doctrina fundamentalista mal comprendida y en una ortodoxia intolerante más cercana a una NeoInquisición que al verdadero mensaje del Evangelio. Sin duda constituyen un virus en la Iglesia Española que ataca cualquier actuación en pro de seguir un acercamiento a la sociedad actual y la inmensa base de su feligresía. Desde aquí hago un llamamiento urgente para que el Papa Francisco actúe ante estos comportamientos anticristianos que aceleran la huída y sangría de católicos en la sociedad española, y perpetúa dolor en muchos de sus feligreses”, afirma con indignación Paco Ramírez.

Es obvio que estas actuaciones del ‘Eje del Odio’ tengan consecuencias, y graves consecuencias. Las declaraciones de los ‘Obispos del Odio’ junto a las movilizaciones de ciertos medios ultraconservadores y ultracatólicos en los últimos meses contra las leyes de igualdad, de lucha contra la discriminación y de fomento de la diversidad LGBTI que se están aprobando a lo largo de España, están provocando un clima de crispación, odio y violencia contra las personas LGBT, que se traduce en un incremento del discurso del odio en las redes sociales así como un repunte de la violencia física y verbal ante el menor atisbo de visibilidad o muestra de sentimientos en público”, afirma Paco Ramírez.

Por segunda vez este mes, el Observatorio es de nuevo objeto de una nueva campaña de desprestigio y coacciones por parte de Hazteoir y sus fanáticos, inundando nuestro Twitter, nuestro Facebook, hasta incluso nuestro e-mail de sus mensajes, con la excusa de que defienden a los pobres obispos a los que nuestras denuncias y declaraciones coartan su libertad de conciencia, libertad de opinión y libertad de religión”, continúa Ramírez.

A pesar de las coacciones y los obstáculos del ‘Eje del Odio’ insisteremos con nuestro deber de denunciar el discurso del odio y la violencia física y verbal que sufren a diario muchas personas LGBT en nuestro país. De hecho, esto nos reafirma en que nuestras acusaciones y declaraciones los ponen muy nerviosos y temen que nos encontremos con algún juez que no tenga miedo de poner límites a su libertad de expresión y a su libertad de religión de una vez por todas, puesto que incitan al odio y a la discriminación en una buena parte de la población española”, finaliza Paco Ramírez.