COMUNICADO

OBSERVATORIO CONTRA LA LGBTFOBIA SE CONGRATULA DE QUE EL OBISPADO DE CÁDIZ HAYA ACEPTADO FINALMENTE QUE UN HOMBRE TRANSEXUAL PUEDA SER PADRINO EN EL BAUTIZO DE SU SOBRINO

Nuestra propuesta de reunión con el Obispo en un clima de respeto y diálogo aún sigue en pie, porque creemos que se puede contribuir a conseguir una Iglesia más inclusiva y diversa, y más cercana a la sociedad actual”

Madrid, a 7 de Agosto de 2015.-

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (STOPLGBTFOBIA) se congratula de que el Obispado de Cádiz y Ceuta haya reconsiderado la inicial prohibición de permitir que Alex Salinas, un hombre transexual, pueda ejercer de padrino en el bautizo de su sobrino en San Fernando (Cádiz).

Alex Salinas, un chico transexual de 21 años, y católico practicante vivió una situación “humillante y degradante” cuando se le prohibió ejercer de padrino en la ceremonia de bautizo de su sobrino, aduciendo el Obispado de Cádiz y Ceuta el Código de Derecho Canónico (Ley que regula la legislación dentro de la Iglesia Católica) donde se consideraba “no idóneo su estilo de vida”. Desde el Observatorio Español contra la LGBTfobia consideramos que aunque legalmente no podía denunciarse como discriminación usando la actual legislación al tratarse de una normativa interna de la Iglesia Católica, si era “éticamente reprobable”. Sobre todo muy incongruente con los indicios y posicionamiento que el Papa Francisco estaba teniendo sobre la acogida y respeto hacia las personas homosexuales y transexuales.

Desde el Observatorio contra la LGBTfobia mostramos nuestra satisfacción de que el Obispado haya reconsiderado su prohibición inicial, haya reflexionado y haya decidido que ser homosexual o transexual es una de las múltiples formas en que las personas pueden vivir el Mensaje del Evangelio. Decisiones como estas construyen el camino de un mayor acercamiento hacia la sociedad y contribuyen a paliar las tribulaciones de muchas personas LGBT que sufren por una discriminación social y una condena de cierto sectores fundamentalistas y caducos en el seno de la Jerarquía Eclesiástica”, ha declarado Paco Ramírez, director del Observatorio.

Nuestra propuesta de reunión con el Obispo en un clima de respeto y diálogo aún sigue en pie, porque creemos que se puede contribuir a conseguir una Iglesia más inclusiva y diversa, y más cercana a la sociedad actual”, continúa Ramírez.